Archivo de la etiqueta: Lagares

En El Campello ya se hacía y comercializaba vino hace más de 2.400 años

Seguramente, sorprenderá a turistas, visitantes y residentes saber que en El Campello –en concreto en la ibérica Illeta dels Banyets– ya se producía y comercializaba vino allá por el siglo IV antes de Cristo … hace ya más de  2.400 años 😉

En diversos yacimientos arqueológicos de época ibérica de la alicantina Contestania, se han encontrado recipientes para el transporte del vino así como para su almacenaje y vajilla para su disfrute lo que nos hace presuponer que las élites sociales de la antigüedad consumían este producto (si bien, nos cuentan, expertos en la materia, que la clases menos favorecidas eran bebedoras de cerveza!!). Además,  también se ha documentado la presencia de vitis vinífera – la variante cultivada de la vid- en muchos de los yacimientos de la zona aunque, en muy pocos, se han podido atestiguar instalaciones para la transformación de la uva en vino.

La_Illeta_Yacimiento_Mediterraneo_Vino_MARQ_El_Campello

El primer lugar donde se constata la fabricación de vino es L´Alt de Benimaquia en Dénia, del s. VI a. C., donde se documentó la presencia de prensas de vino en cuatro de los 16 departamentos excavados, con áreas de prensado y cubetas o depósitos revestidos con arcilla, que corresponden a tres tipologías diferentes. Ahora bien, este lugar no se puede visitar. Sin embargo, en  la Illeta dels Banyets  se pueden visitar estructuras para la transformación del vino (bodega) con más de 2.400 años de antigüedad.

Tuvimos la suerte de hablar con Dori, una de los arqueólogos del MARQ , quien nos comentó que en la Illeta dels Banyets se ha podido documentar la existencia de varios lagares destinados a la producción de vino. “Dos de ellos están ya excavados, y en la zona que aún permanece sin excavar existen dos estructuras más que por sus características parecen corresponder a esta tipología…” Lo que indica que la producción de vino en este lugar durante la segunda mitad del s. IV a. C. y la primera mitad del III fue muy importante.

El lagar más antiguo data de mediados del s. IV a. C. y se encuentra  dentro de una construcción que sufrió varias remodelaciones a lo largo del tiempo pero que nunca modificó su función principal.  Sin embargo, el lagar mejor conservado se construyó a principios del siglo III a.C. y se encuentra en el lado NE de un edificio que ocupa toda la anchura de la manzana central con acceso por las dos calles principales que recorren el poblado longitudinalmente de NO a SE. Fue descubierto en las campañas de excavación arqueológica dirigidas por E. Llobregat entre los años 1985 y 1986.

En la primera estancia del cuerpo principal del edificio, al que se accede desde la calle 1, se localizan dos piletas situadas a distinta altura. La superior era una pileta rectangular, enlucida con mortero de cal (de 3 cm. de espesor en la base), que estaba rodeada por unos poyetes también enlucidos. Descansaba sobre una plataforma de mampostería situada en la esquina del fondo de la estancia. La pileta inferior es de planta ovalada, está excavada en la roca del terreno y conserva en la actualidad el enlucido de mortero de cal. En el fondo presenta una pequeña depresión para facilitar su limpieza. Las dos piletas formaban un conjunto funcional único ya que estaban unidas mediante el enlucido que recorría toda la pared de la plataforma de piedras, y la pileta superior vertía líquidos en la inferior a través de un orificio situado en uno de sus laterales. Sobre la pileta superior se abría una ventana que comunicaba con el segundo cuerpo del edificio. Es un gran espacio dividido en dos, al que se accede por una amplia puerta desde la calle 3. El departamento directamente conectado con la calle estaba sin cubrir, a modo de patio, y conserva una plataforma de adobes. El segundo espacio estaba techado y posiblemente presentaba dos pisos como indica la presencia de una escalera. Lagar_La_Illeta_Recreacion_Haciendo_Vino_El_Campello_Iberos

El funcionamiento de este lagar es sencillo y puede verse en bodegas familiares hasta la actualidad… Las canastas de uva entraban en el patio y se depositaban momentáneamente en la plataforma de adobe (¿se haría un despalillado previo?). De aquí, a través de la ventana se suministraba la uva a la pileta superior donde se pisaba para extraer el mosto que caía directamente en la pileta inferior por el orifico que las comunicaba. Finalmente, el mosto de la pileta inferior se trasladaría a unos envases para completar el proceso de vinificación: la fermentación, los trasiegos y su crianza.

Es muy importante señalar que, en la Illeta dels Banyets,  se han podido documentar todos los elementos necesarios para la producción y comercialización de vino. Por una parte, cuenta, como estamos comentando, con las instalaciones destinadas al procesado de la uva para la producción de vino,  lagares,  y se ha constatado, además, la presencia del fruto de la vid (los estudios de las semillas conservadas en los estratos arqueológicos advierten que la frecuencia de pepitas de uva es muy elevada, superior incluso a la de cereales que son la base de la alimentación de las poblaciones antiguas) Por último, para completar el proceso de fabricación de vino se precisan también contenedores, lugares de almacenaje y transporte. En la costa cercana al yacimiento existen unos alfares (no visitables, por el momento), de los que se conocen cinco hornos y un testar –  destinados principalmente a la fabricación de ánforas –en la antigüedad el recipiente idóneo para el transporte marítimo y en tierra para almacenar productos-. En el yacimiento se han encontrado restos de las mismas con mucha frecuencia y, sobre todo, en los edificios que contienen los lagares. Este hecho hace pensar a los arqueólogos que “estas ánforas  eran el contenedor perfecto para envasar los excedentes vinarios tanto para su comercialización como en el proceso de envejecimiento del vino” (que bien podría realizarse en su interior –como en la actualidad han recuperado algunas bodegas-).

A la transformación del vino y a su venta se hace referencia en el espectáculo teatral “El Campello, un mar de historia” que,  desde ya,  os recomendamos.

**Vídeo El Campello Turismo 2016**

Agradecimientos: Dori Martínez, arqueóloga del MARQ, Blogs: Historias de la Historia , Tu MARQAlgo más que huesos.

Anuncios