Archivo de la etiqueta: Euskadi

Primera Esperientzia Bodeguita 1999 en Alicante un evento redondo

15078871_1120970904685582_4863398636052436249_n

Esperientzia Bodeguita 1999 Maridaje Norte Sur

El pasado viernes un grupo  de amigos y conocidos a través de las Redes Sociales , amantes  del buen comer (y beber), nos dimos cita en la primera Esperientzia Bodeguita 1999 en Alicante en la que Bodeguita 1999 se convirtió en  nuestro Txoco particular en Alicante…  ¡No podéis imaginar cómo disfrutamos comiendo, bebiendo y conservando sin pausa pero sin prisa! ¿o sí podéis? 😉

15107309_1123649574418954_4671526136207342739_n

Esperientzia Bodeguita 1999 en Alicante

Much@s sabréis lo que es un vino redondo  ¿verdad?  Pues el evento también resultó ser redondo …  no podemos negar que había predisposición por parte de organizadores y asistentes para que así fuese… y así resultó, REDONDO. Un magnífico equilibrio que se respiró desde el principio, ya en las presentaciones, y que se fue fraguando a base de un rico y cuidado almuerzo que se sirvió sin prisa pero sin pausa y que se acompañó de vinos IndieSpanishWines  procedentes de Andalucía (añadimos el 3 Ases Roble –Ribera del Duero-  gentileza de  José quien lo ofrece a menudo a sus clientes ¡muy rico!) Empezaremos con un Sueños (tinto – rosado) de Bodega Cezar BODEGAS AL ZAGAL nos trajo su tinto Roble 80% tempranillo  de 2011  para acompañar el espectáculo de carne al que asistimos. Finalizamos con una sorpresa al más puro estilo de los soleras andaluces de la mano de Bodegas Sauci el S’ de naranja que nos cautivó y que maridó estpendamente con postres y conversación.

Con este maridaje Norte/Sur,  imaginaréis que las alusiones a la Película “Ocho Apellidos Vascos”  no tardaron en llegar… y éstas, junto a amenas canciones y “profundas” charlas sobre maridajes … ¡Ay, cómo nos gusta hablar de vino! … alargaron la tarde… y se nos hizo de noche sin parar de hablar y reír (comer y beber, también)…  contribuyendo entre todo, y tod@s,  a esa redondez que os queremos trasladar…  así que vamos a hacerlo con imágenes porque valen más que las palabras A continuación, a modo de collage, lo que fue esta primera #Esperientzia en Bodeguita 1999 que, ya os adelantamos,  no será la última ( ya se está preparando la próxima para el mes de enero) …

¡Permaneced atent@s que en la próxima #Esperientzia os queremos ver!

esperientzia_bodeguita_1999_alicante_euskadi_txoco_noviembre_2016

Anuncios

Bodeguita 1999, descubriendo Euskadi en Alicante

Junto a Bodeguita 1999 queremos presentaros un nuevo y singular evento, que esperamos dé paso a muchos más,  y que celebraremos el próximo 18 de noviembre desde las 14:30. La idea es crear un grupo de amigos de la cocina y cultura vasca en Alicante para, de vez en cuando, quedar a comer, beber, hablar, … disfrutar … tal y como lo hacen en los Txocos de Euskadi ¿qué os parece? ¿os sumáis?

La verdad es que la propuesta para este PRIMER ENCUENTRO es una verdadera PASADA😉 Voilà!!

1ª parte – Nos vamos conociendo (nos vamos presentando)

Recepción con una caña “¡bien tirada!”  Como tirar la caña y como conseguir la mágicas 3 capas…

La habilidad de escanciar … con sidra artesana “Zapiain

Y para ir picando

Salteado de boletus con yema de huevo de corral Delicioso Otoño

Cochifrito crujiente: Lechón al horno, troceado y frito. Un manjar tradicional maridado con un vino especial…

Calamar en su tinta: Contamos la experiencia de pescar txipirones que no tiburones

Alcachofas fritas: Desde la huerta murciana …Una historia sobre “el corazón de la alcachofa”

3ª parte – Conversando, degustando, conversando, probando, conversando

Maridado con un vino “especial”, que nos suba al cielo…

“Flores” de queso “Tête de Moine”

Un juego, el espectáculo del corte, que radica en el hecho de comerse las delicadas flores generadas por este proceso, convirtiéndose en una experiencia completamente nueva de degustación,  un ritual que quiere crear otra forma de compartirlo mediante capas de placer.

Y, para finalizar, o no😉 os proponemos un juego… que los asistentes puedan  sorprender con sus dotes de repostería vasca o trayendo algún licor tradicional que nos ayudará a prolongar la seguro que, más que interesante,  conversación …

Y es que, de esta forma, con esta primera experiencia, Bodeguita 1999 se quiere convertir en nuestro Txoco particular en Alicante… desgranando, poco a poco, encuentro tras encuentro, lo mejor de Euskadi … Permitidnos, no obstante, que guardemos para el próximo 18 de noviembrealguna sorpresa… Todo tampoco os lo vamos a contar😉 ¡Mejor venid a disfrutarlo!!

patxaran

Eskerrik asco, Bodeguita 1999!!

Precio completo de la experiencia: 30€

Reserva mediante pago de la actividad por transferencia al Nº de cuenta (IBAN): ES2300817310600001932805 –Concepto: Almuerzo Txoco 18/11- Destinatario Bodeguita 1999

¡¡PLAZAS LIMITADAS!!

Esto de ir de ‘txikitos’ tiene su aquél…

En un viaje reciente a Bilbao no pudimos resistirnos a la ‘costumbre’ de ir de ‘txikitos’ esto que allí también llamanpotearo ir de poteo … Si bien esta acepción también incluye tomar zuritos o kalitxikis.

La Calle Licenciado Poza fue nuestro lugar de encuentro y entre copa  y copa de vino -o lo que es lo mismo entre bar y bar- unos simpáticos chicos nos contaron el porqué de esta larga tradición… Ya os adelantamos que, ni acompañando el vino con los suculentos ‘pintxos‘  fuimos capaces de terminar con todos los bares de esta calle 😉

¿Sabéis que las copas que hoy se utilizan no tienen nada que ver con el auténtico vaso, cada vez más díficil de encontrar, para el ‘Txikiteo‘?

Vaso para Txikiteo de la Web Txikito.es

Vaso para Txikiteo de la Web Txikito.es

El  ‘Txikiteo’ ,como nos cuentan en la Web Tkikito.es, es un acto social  muy bilbaíno aunque también se da en otras localidades del País Vasco y que, ‘copiando’ las buenas costumbres, se ha ido extendiendo a otros municipios como el caso del ‘tardeo‘ en Alicante.

El txikiteo, ir de txikitos o txikitear  consiste en la ronda diaria -ojo al dato-  de las Kuadrillas de amigos antes de comer o de cenar, en la que los participantes tomaban tantos ‘txikitos o vasitos de vino como bares hubiera en su recorrido,  en medio de (relajadas o acaloradas) charlas que finalizaban (casi siempre) en alegres canciones a capela seguidas por todos los participantes aunando todo tipo de voces -desde los tenores a los barítonos-  en una composición coral muy particular.  Como bien nos aclararon, se ponía un bote, no se dejaban invitar por el tabernero y, aunque al principio se podía repetir ronda en na taberna, con los años -y el aumento de bares-,  se extendió la costumbre de hacer solo una ronda en cada bar -que no está nada mal, de hecho nos preguntamos en qué estado llegarían para almorzar o cenar-… 😉

Pues bien, los participantes de estas rondas, como os podéis imaginar, podían consumir ‘unos cuantos’ txikitos por lo que era ‘aconsejable’ que el vaso pesase bastante de tal forma que no se agitara en la mano del ‘txikitero’, sobre todo, cuando ya se llevaba alguno que otro de más -cosa más que probable-.

El consumo del vino, ya lo hemos comentado en más de una ocasión,  forma parte de nuestra historia y cultura.  Según nos contaron estos majos bilbainos, lo de impedir que estos vasos se agitaran a estos ‘levantadores de vidrio‘ era, seguramente,   uno de los motivos para tomarlo en recipiente tan particular.

El borde de este vaso tenía que ser muy grueso, de esta forma la mitad del vino se caía al suelo o a la barra del bar al intentar beberlo y la otra mitad ‘caía al estómago del Txikitero’. El tabernero, a su vez,  debía llenarlos a la misma velocidad que los vaciaban para lo que utilizaba una típica jarra de porcelana esmaltada blanca que conservaba el vino fresco -suponemos que el ‘vino de la casa’-.  Y aquí viene el quid de la cuestión solían tomarse tintos ‘peleones’ y con este tipo de vaso, nada que ver con la actual diversidad de copas, cuyo cristal era muy gordo,  estos vinos se ‘soportaban’ mejor.

Ahora, como nos comentaron, cada vez resulta más difícil encontrar el auténtico vaso para el Txikito -quizás porque la calidad de los vinos ya no necesita de este recipiente-  aunque, ya sea por volver la vista atrás,  bien  merece un homenaje ¿verdad?.

Os podemos asegurar que los Txakolí que nos tomamos en copa, eso sí, o los Rioja (Alavesa) acompañados de unos riquísimos ‘pintxos’ fueron una delicia y no podemos, ni debemos, olvidar la estupenda compañía de que disfrutamos! … Vamos, como para repetir 😉  ¡¡Gracias Txema y Giovanni, prometemos volver!! Decididamente, nos confesamos  Txikiteras…