Archivo mensual: mayo 2014

Moda y vino en la Cala de Finestrat, una propuesta de Boutike para el 6 de junio

El verano está a la vuelta de la esquina y pensando en todas nosotras Boutike ha preparado un divertido encuentro con la moda, hasta con PhotoCall,  en la Cala de Finestrat para que conozcamos esta estupenda tienda online y nos sintamos como estrellas…

El restaurante Yenko de la Cala de Finestrat –junto al Hotel Monika Holidays– es el lugar elegido para conocer y disfrutar en exclusiva de múltiples modelos procedentes de todo el mundo y personalmente seleccionados por los directivos de  Boutike

ModayVino_0606

Nos han invitado a este evento, toda una fiesta, invitación, que hacemos extensiva a tod@s l@s amig@s #wineandtwits… porque queremos compartir esta fiesta con tod@s vosotr@s. Si no venís seguidnos por redes que os lo vamos a contar TODO , … o casi todo, … 😉 pero ya os adelantamos que vamos a pasar un rato muy agradable y descubrir un vino muy divertido… ¡Cómo no! Así que ¡haced un hueco en vuestra agenda!

Desde Holanda para Boutike
Podremos ver, y adquirir, diseños de las marcas holandesas: Superstition, para las mujeres que quieren sentirse a gusto con la ropa que visten pero que buscan un toque de creatividad en los diseños. Hidihi es una marca de bolsos originales y divertidos que llevan la diversión a la calle y Smashed Lemon nos presenta estampados jóvenes y con toques vintage.

Marcas Italianas Boutike
O bien de marcas italianas como Rich!, que equivale a decir ‘camisetas hechas lujo’, diseñadas para mujeres con mucho glamour y Lolly Star para las que prefieren un estilo fresco con un toque sport.

Esto es solo una pequeñísima muestra de lo que el próximo viernes, 6 de junio, desde las 18h nos tienen preparado… y lo mejor van a ser los precios, 30% de descuento en todas las prendas más un 10% adicional por ser FAN (Daos prisa y dadle al ‘Me gusta’ antes del viernes!)  y, además, contaremos con prendas de muestrario a precios muy bajos…

Sobre las 19:30h. tendrá lugar el desfile de modelos y al terminar,   se servirá un vino de honor en el que aprovecharemos para degustar lo mejor de Yenko con una versión mini de sus hamburguesas y pizzas.

Y pensando en las mamás, que solemos ir bien acompañadas por nuestros benjamines, durante todo el evento habrá un castillo hinchable para que se diviertan mientras nosotras también lo hacemos 😉

BICOS_Albariño

Y como la cosa va de divertirse y pasarlo bien, han seleccionado para la ocasión, un vino divertido de una bodega joven. Se trata del Albariño  Bicos de Bodegas Martín Códax (como el más célebre trovador gallego que cantaba al amor y al mar), una bodega que ha sabido crecer y evolucionar hasta convertirse en todo un emblema de los vinos gallegos y que está completamente comprometida con la cultura y el arte. Y la moda, para muchos, es todo un arte ¿o no?

Preparaos a disfrutar de la moda y a brindar por ella con el Bicos, un vino limpio y brillante, amarillo pajizo con destellos verdosos. De intenso aroma ensamblando perfectamente las notas frutales y florales, destacando la manzana y los frutos de hueso (albaricoque). En boca resalta la frescura típica del albariño, con una acidez muy ajustada, perfectamente equilibrada con la estructura y cuerpo del vino. Sápido, goloso y glicérico.

Y por último, queremos presentaros en este post a Desconta2 una interesante aplicación móvil gratuita que publica toda la información sobre eventos culturales, deportivos y sociales organizados en Benidorm y comarca así como las mejores ofertas en comercios, salas de cine, restaurantes, etc. a los que somos de la zona nos interesa descargárnosla ¿verdad?

Nos vemos este viernes … lo vamos a pasar genial!! Chin – Chin 😉

**Este evento estaba programado para el 30/05 pero se tuvo que suspender por causas meteorológicas al 06/06**

Anuncios

Esto de ir de ‘txikitos’ tiene su aquél…

En un viaje reciente a Bilbao no pudimos resistirnos a la ‘costumbre’ de ir de ‘txikitos’ esto que allí también llamanpotearo ir de poteo … Si bien esta acepción también incluye tomar zuritos o kalitxikis.

La Calle Licenciado Poza fue nuestro lugar de encuentro y entre copa  y copa de vino -o lo que es lo mismo entre bar y bar- unos simpáticos chicos nos contaron el porqué de esta larga tradición… Ya os adelantamos que, ni acompañando el vino con los suculentos ‘pintxos‘  fuimos capaces de terminar con todos los bares de esta calle 😉

¿Sabéis que las copas que hoy se utilizan no tienen nada que ver con el auténtico vaso, cada vez más díficil de encontrar, para el ‘Txikiteo‘?

Vaso para Txikiteo de la Web Txikito.es

Vaso para Txikiteo de la Web Txikito.es

El  ‘Txikiteo’ ,como nos cuentan en la Web Tkikito.es, es un acto social  muy bilbaíno aunque también se da en otras localidades del País Vasco y que, ‘copiando’ las buenas costumbres, se ha ido extendiendo a otros municipios como el caso del ‘tardeo‘ en Alicante.

El txikiteo, ir de txikitos o txikitear  consiste en la ronda diaria -ojo al dato-  de las Kuadrillas de amigos antes de comer o de cenar, en la que los participantes tomaban tantos ‘txikitos o vasitos de vino como bares hubiera en su recorrido,  en medio de (relajadas o acaloradas) charlas que finalizaban (casi siempre) en alegres canciones a capela seguidas por todos los participantes aunando todo tipo de voces -desde los tenores a los barítonos-  en una composición coral muy particular.  Como bien nos aclararon, se ponía un bote, no se dejaban invitar por el tabernero y, aunque al principio se podía repetir ronda en na taberna, con los años -y el aumento de bares-,  se extendió la costumbre de hacer solo una ronda en cada bar -que no está nada mal, de hecho nos preguntamos en qué estado llegarían para almorzar o cenar-… 😉

Pues bien, los participantes de estas rondas, como os podéis imaginar, podían consumir ‘unos cuantos’ txikitos por lo que era ‘aconsejable’ que el vaso pesase bastante de tal forma que no se agitara en la mano del ‘txikitero’, sobre todo, cuando ya se llevaba alguno que otro de más -cosa más que probable-.

El consumo del vino, ya lo hemos comentado en más de una ocasión,  forma parte de nuestra historia y cultura.  Según nos contaron estos majos bilbainos, lo de impedir que estos vasos se agitaran a estos ‘levantadores de vidrio‘ era, seguramente,   uno de los motivos para tomarlo en recipiente tan particular.

El borde de este vaso tenía que ser muy grueso, de esta forma la mitad del vino se caía al suelo o a la barra del bar al intentar beberlo y la otra mitad ‘caía al estómago del Txikitero’. El tabernero, a su vez,  debía llenarlos a la misma velocidad que los vaciaban para lo que utilizaba una típica jarra de porcelana esmaltada blanca que conservaba el vino fresco -suponemos que el ‘vino de la casa’-.  Y aquí viene el quid de la cuestión solían tomarse tintos ‘peleones’ y con este tipo de vaso, nada que ver con la actual diversidad de copas, cuyo cristal era muy gordo,  estos vinos se ‘soportaban’ mejor.

Ahora, como nos comentaron, cada vez resulta más difícil encontrar el auténtico vaso para el Txikito -quizás porque la calidad de los vinos ya no necesita de este recipiente-  aunque, ya sea por volver la vista atrás,  bien  merece un homenaje ¿verdad?.

Os podemos asegurar que los Txakolí que nos tomamos en copa, eso sí, o los Rioja (Alavesa) acompañados de unos riquísimos ‘pintxos’ fueron una delicia y no podemos, ni debemos, olvidar la estupenda compañía de que disfrutamos! … Vamos, como para repetir 😉  ¡¡Gracias Txema y Giovanni, prometemos volver!! Decididamente, nos confesamos  Txikiteras…